Íñigo Villacieros

Iñigo Villacieros

Madrid, 1966

Su primer contacto con la literatura comenzó de niño en un hospital, mientras se recuperaba de una apendicitis. Entonces le regalaron Diez Negritos, de Agatha Christie, y  el placer de esta lectura le hizo mega fan de la autora británica de la que posee casi toda su colección, por lo menos los títulos más conocidos –aunque siempre le queda alguno raro que no  encuentra–. También leyó a los clásicos como Julio Verne, Mark Twain o Dickens, entre otros;  y más actuales,  Arturo Pérez-Reverte –Alatriste le fascina– o Isabel San Sebastián –se identifica bastante con su Alana de Coaña–. Un día cayeron en sus manos las memorias de su abuela, una mujer coraje que luchó para que su marido, muerto en la Guerra Civil,  fuera enterrado dignamente. Este hecho fue el detonante que lo impulsó a escribir.

En 2011 creó el blog de opinión “Las cosas claras y el chocolate espeso”,  por las mismas fechas comenzó a colaborar con diferentes diarios: El País, 20 minutos o ABC, donde todavía publica algunos artículos. Es corrector, redactor y fotógrafo, especializado en deportes y moda. Lleva tiempo preparando varios libros y enfrentándose a sus personajes, que lo intentan convencer para que cuente su historia, sin pensar que un día verían la luz.

Obras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.