Marina Carbonero

Marina Carbonero García

Nació en León en el año 1957. Desde muy temprana edad tuvo que aprender a adaptarse, el trabajo de su padre así lo requería. Su niñez y adolescencia transcurrieron en continuo movimiento y distintas ciudades la vieron crecer : León, Bilbao, Orense, Pamplona, Madrid, donde ahora vive con su familia.
Una mujer activa, optimista, positiva y con carácter. Es tenaz, sabe lo que quiere y pone el corazón en ello. Cercana, resiliente y en constante evolución.
Al escribir este documento de vida pudo sacar a la luz sentimientos y emociones que tenía encerradas en lo más profundo de su ser.

¿Qué nos cuenta en su libro?
De manera sencilla esta mujer nos muestra el camino que se va trazando en su vida cuando le descubren que tiene un cáncer de pecho. No hay más remedio que afrontarlo, no se viene abajo, se arma de valor y comienza a vencer sus miedos hasta que descubre que en la debilidad también existen fortalezas.
Ella cuenta cómo un Colibrí le susurró al oído y la dejó un claro mensaje: «Entraré en lo más amargo de la flor para sacar el néctar».
Lo entendió, y ese mensaje cambió su forma de ver la vida. Este es un mensaje también para ti, sí para ti.
Tú que me lees, también puedes encontrar la dulzura que hay en ti, y esa alegría de sentir que estás viva.

Viviendo cada día no como si fuese el último, sino el primero.
Marina sigue aquí, te acompaña en esta aventura de vivir, solo cómo y cuándo tú lo decidas.
Sintiendo, lo que tú quieras sentir.

¿Qué nos quiere decir la autora?

“Tienes cáncer…”, me dijeron.

Y ahí comenzó todo. La sangre se te congela y la vida pasa ante tus ojos como una mala película cuya butaca de cine no deseas ocupar. Miedos y silencios se mezclan en un camino difícil de transitar y del que hoy me siento orgullosa de mostrarte. Existe algo más allá de la triste fatalidad que merece ser descubierto y que te está esperando.

La vida y la muerte se presentan como simples renglones, por los que hay mucho que escribir.

El viento nos pilló en contra, pero yo pude con él y tú también podrás.
Vuela como un colibrí, vive tus propios deseos y emprende tu felicidad.
No estás sola…

Ir a la publicación